Defienden familias de residenciales públicos

Cámara de Representantes de Puerto Rico (Logo)EL CAPITOLIO – La representante novoprogresista Lourdes Ramos reclamó el viernes gobernador Alejandro García Padilla que escuche claramente los reclamos de los residentes de residenciales públicos quienes se oponen a maniobras politiqueras en la Administración de Vivienda Pública (AVP). “Es fácil poner el oído en tierra y escuchar que cuando las cosas están mal, pues están mal. Imponerle nuevas restricciones al desarrollo de la vida en los residenciales públicos es un espectro bochornoso de la antigua imagen de hacendados y arrimados que combatió don Luis Muñoz Marín. Pero esta nueva cepa de populares lo único que entiende es legislar de espaldas a la gente y en especial, contra los humildes”, sentenció la líder estadista.

Ramos dijo que en el plan trazado por la administración popular de desmantelar todas las Juntas de Gobierno para trastocar las operaciones de las agencias, se encuentra igualmente el Proyecto de la Cámara 1140, de la autoría del representante Armando Franco, que le resta facultades al director ejecutivo de la AVP para asignárselas a una junta integrada por otros jefes de agencia.

“Desde un helicóptero se ve claramente que este proyecto responde a intereses políticos, antes que a mejorar la calidad de vida de unas comunidad ya marginadas y discriminadas como lo son los residenciales públicos”, denunció la legisladora.

Recordó que fue precisamente en el pasado cuatrienio, que atendiendo reclamos del gobierno federal, se enmendó la Ley Orgánica de la AVP para que el nombramiento del titular de esa agencia tuviera vigencia de siete años.

“Nosotros actuamos para darle autonomía a la AVP y liberarla de los cambios electorales para que la gente de los residenciales tuvieran un desarrollo social, económico y de calidad de vivienda ininterrumpido, ni sujeto a vaivenes políticos. Pero el afán politiquero le nubla el pensamiento al Gobernador y a todo el liderato popular”, indicó.

Argumentó la legisladora que los representantes de los residenciales muy bien han explicado en vistas públicas que con la aprobación del Proyecto de la Cámara 1140, la AVP incurriría en incumplimiento con disposiciones federales, precisamente en el momento en que se están discutiendo recortes en las asignaciones del Congreso así como la falta de madurez del actual gobierno de manejar el presupuesto y los asuntos del País.

Sentenció Ramos que la voz de los pobres y los humildes no llega a La Fortaleza y que está muy preocupada en salvar las inversiones de los ricos y empresarios influyentes, a costa de imponerle 56 nuevos árbitros al pueblo.
(CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.