Senadora del PIP asegura es un error insistir en la Sección 933 A

560074_521015237937206_1363343288_nMiércoles 10 de Abril de 2013

SAN JUAN – “Depositar las esperanzas de la recuperación económica de Puerto Rico en la creación de la sección 933a en el Código de Rentas Internas de Estados Unidos es repetir los errores del pasado, y pretende que el país siga dependiendo de cosas que no están bajo nuestro control”, señaló la portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el Senado, María de Lourdes Santiago.

Por el contrario, propuso la senadora independentista, el liderato del país debe trabajar un nuevo enfoque de incentivos industriales,  que tome en consideración que la dinámica de la inversión está crecientemente vinculada a la educación, los servicios de salud, la infraestructura, la seguridad social, los vínculos internacionales, la articulación de tratados comerciales y el acceso a nueva clientela”.

“El problema de fondo es que el gobierno se resiste a una verdadera modernización del enfoque económico, y siguen irracionalmente atados a las estrategias de industrialización vigentes desde mitad del siglo pasado sin darse cuenta de que ese sistema ya colapsó  y la manifestación más contundente de esta realidad fue la eliminación de la Sección 936”, apuntó la Senadora Santiago.

“Durante la vigencia de la Sección 936 el Departamento del Tesoro Federal rindió seis informes de evaluación, que demostraron consistentemente que bajo ese modelo de privilegios contributivos las empresas de Estados Unidos recibían ganancias muy, muy superiores a los beneficios que le rendían a los puertorriqueños.  Sobre todo en momentos de crisis como la que vivimos, la respuesta no puede estar en promover ese tipo de desigualdad”.

Luego de la derogación de la sección 936 se ha insistido en numerosos otros recursos para lograr algún trato fiscal en la esfera federal que se asemeje a la misma: Sección 30 A, Sección 956 y ahora Sección 933 A. “Por tal camino no hay muchas posibilidades de éxito. En primer lugar, la aprobación de trato privilegiado por parte del Congreso de EU es poco probable. Y en segundo lugar, aun si se aprobara la 933 A o alguna disposición semejante, el impacto en la economía puertorriqueña no sería significativo ante la ausencia total de un plan dirigido a fortalecer los demás factores determinantes de la inversión”, declaró Santiago. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.