Discuten enmiendas a la Ley de Armas

imagesMiércoles 10 de Abril de 2013

EL CAPITOLIO  – Con una gran asistencia ciudadana, el martes se discutió enmendar la “Ley de Armas de 2000”, en Vista Pública de la Comisión de Seguridad Pública y para el Desarrollo de Iniciativas Contra el Crimen y la Corrupción, que preside el representante del Distrito 4 de San Juan, José L. Báez Rivera. El Proyecto de la Cámara 3, propone enmendar la Ley 404-200, conocida como la “Ley de Armas de 2000”. La enmienda establece que se le requiera a los solicitantes de armas de fuego la presentación de un certificado médico como requisito para obtener una licencia de armas, y para reconocer  la facultad de la Policía de Puerto Rico de solicitar una evaluación psicológica, para asegurar que el solicitante está capacitado física y mentalmente.

Comparecieron varias agencias gubernamentales y entidades privadas para presentar ponencias a favor y en contra del proyecto. Cabe destacar que la Vista se extendió más de cinco horas, ya que el representante Báez Rivera escuchó a cada uno de los deponentes, muchos de ellos habiéndose presentado por iniciativa propia.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, el doctor Eduardo Ibarra, favoreció la imposición de los exámenes físicos y psicológicos. “Los incidentes que hacen meritorio este proyecto de ley, surgen de condiciones de salud mental más, que si existe o no, un adecuado control de armas”, leyó en su ponencia.

El médico propuso como último fin, que la sociedad  finalmente sea una donde se abole  por completo la utilización de armas de fuego.

También favoreció la enmienda a la ley, el siquiatra Víctor Doroña de ASSMCA, pero indicó que el lenguaje de la misma no es específico. Doraño explicó que “existen muchos tipos de sicólogos y no todos tienen el conocimiento para determinar si una persona está capacitada para portar un arma. Hay que ser específicos sobre cuándo se hace la prueba y qué tipo de sicólogo realizará la prueba. Además, el estado de ánimo de una persona puede cambiar por diferentes circunstancias y no necesariamente lo convierte en una persona incapacitada mentalmente”.

En diez días Doraño someterá una propuesta para mejorar el lenguaje de la enmienda.

Por otro lado, una de las varias personas que se expresaron en contra de la medida fue el vicepresidente de la Federación de Tiro de Personas con Impedimento de Puerto Rico, Mario Hernández García, quien aseguró que la medida atenta contra la Federación y los derechos constitucionales.

La vicepresidenta de las Damas de la Segunda Enmienda, Sandra Barreras expresó que “el examen médico para una licencia es una burla que solo le llena el bolsillo a los médicos”. Manifestó el problema que sería exigir un examen físico para la concesión de  licencias de armas. “¿Qué logramos con este estudio? Los impedidos también tienen derechos y todavía no sabemos de un tiroteo de silla de ruedas a silla de ruedas por la avenida Ponce de León”. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.