Charbonier denuncia que el PPD quiere cambiar composición de la familia puertorriqueña

SAN JUAN – La representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Milagros Charbonier Laureano, anunció el domingo que entablará una lucha legal para mantener los actuales parámetros establecidos para la adopción de un menor, rechazando así cualquier propuesta que permita la adopción a parejas independientemente de su estatus civil.

Charbonier Laureano también arremetió contra el Partido Popular Democrático (PPD) y su alegado intento de cambiar la definición de la “familia puertorriqueña” basado en una política neoliberal.

“La estabilidad del menor es lo primordial en cualquier solicitud de adopción. Esa estabilidad requiere un compromiso de por vida por parte de la pareja que busca la adopción. En la mayoría de los casos de adopción, el menor proviene de un hogar disfuncional lo que fomenta la ansiedad. Esa inestabilidad es la que el estado se encuentra obligado a eliminar. El contraer matrimonio es un compromiso de estabilidad a largo plazo. La misma estabilidad que requiere el menor para acoplarse a su nueva realidad social”, señaló Charbonier Laureano en comunicado de prensa.

Las expresiones de la representante novoprogresista surgen luego que el legislador popular, Carlos Vargas Ferrer, radicara la Resolución de la Cámara 466, que ordena un estudio sobre la viabilidad de enmendar la Ley de Adopciones de Puerto Rico, para permitir la adopción a parejas que convivan.

Según los actuales estatutos de adopción, algunos factores que se toman en consideración son: que la persona que desea adoptar sea emocionalmente estable, demuestre capacidad afectiva, respeto y aceptación hacia la niña, el niño o adolescente por adoptar. Deben acreditar solvencia moral y contar con recursos intelectuales normales, secundaria completa o su equivalente. Además deben tener estabilidad económica y condiciones de vivienda que garantice la atención de las necesidades básicas de la niña, el niño o adolescente por adoptar.

También se busca que la edad de los adoptantes esté en relación directa a lograr la atención más adecuada del niño, niña o adolescente por adoptarse.

“Se brinda preferencia a los adoptantes casados, menores de 55 años de edad y por lo menos 18 años mayores que la niña, el niño o adolescente que desean adoptar. Los adoptantes solteros deben ser preferentemente mayores de 30 y menores de 45 años y son propuestos con niños mayores de 5 años o de la Campaña Ángeles que Aguardan, tomando en consideración el interés superior del niño. La medida del representante Vargas Ferrer trastrocar el mejor interés del menor y por eso estamos dispuestos a acudir a cualquier foro para defender a nuestros menores”, explicó Charbonier Laureano. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.