Acusan de mentir a secretaria de Hacienda sobre impuesto a recetas y reintegros

melba-acosta-febo-esqMiércoles 10 de Abril de 2013

EL CAPITOLIO – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, alertó el miércoles sobre el intento de la secretaria de Hacienda, Melba Acosta Febo, de imponer el Impuesto por Venta y Uso (IVU) a todos los medicamentos despachados con receta. El legislador novoprogresista también cuestionó la lentitud que tiene el Departamento de Hacienda en emitir cheques de rembolsos contributivos a los ciudadanos.

“Hace unas semanas llame la atención sobre la intensión de imponer el IVU a medicamentos con receta y la Secretaria de Hacienda, mediante un comunicado, dijo que no se evaluaba…Mintió. Ayer el Presidente de la Comisión de Hacienda, admitió que esa es una alternativa que esta sobre la mesa. Sobre los reintegros de planillas, lo único que se ha enviado son los que sacaron cuando denuncie que no se estaba haciendo; cerca de 6 millones de dólares cuando a esta fecha el año pasado se había reintegrado casi 200 millones de dólares. Melba Acosta miente”, señaló Aponte Hernández en declaraciones escritas.

Durante una entrevista radial el martes, el presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Representantes, Rafael ‘Tatito’ Hernández Montañez, confirmó que se están evaluando ampliar la base de captación del IVU para abarcar otros bienes y servicios.

Según Aponte Hernández, este nuevo impuesto colocaría en riesgo la salud de todos los ciudadanos en Puerto Rico, pero muy particularmente los alrededor de 1.6 millones asegurados del plan gubernamental Mi Salud, de los cuales la mayoría son personas con sobre 65 años.

“Si finalmente imponen el IVU a las recetas, eso provocará una debacle económica mayor, pues los pensionados que se están viendo afectados por retiro van a sufrir al haber más gente reclamando el servicio y que no haya dinero para darlo”, indicó el legislador novoprogresista.

Datos ofrecidos por la Administración de Seguros de Salud (ASES), indican que para el año fiscal 2011-2012, el programa Mi Salud despachó alrededor de 12 millones de recetas médicas. De esta cifra, el 88 por ciento fueron en medicamentos genéricos y/o bioequivalentes. ASES pagó sobre 311 millones fr dólares por estas recetas, sin incluir el copago de los beneficiarios. El promedio de medicamentos incluidos en cada receta suscrita es de tres.

Aponte Hernández arremetió contra la imposición del IVU a los copagos de medicamentos, indicando que el mismo tendrá un efecto devastador en los beneficiarios de Mi Salud, así como de los planes privados. Copagos por Mi Salud promedian un dólar por medicamento.

La situación es más preocupante para aquellos pacientes de enfermedades catastróficas como el cáncer, quienes ya pagan altos copagos por sus medicamentos controlados.

Sobre los rembolsos, Aponte Hernández denunció que el Departamento está reteniendo los mismos en búsqueda de captar más intereses a cuenta del contribuyente.

“El viernes se cumplen los primeros 100 días de desastre de esta administración; hay que tirarse a la calle a exigirle a esta gobierno; el momento llego, el momento es ya, exijamos que dejen la improvisación, desorden, persecución y mentiras ara con nuestra gente”, añadió el representante estadista. (CyberNews)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.